Ir al contenido principal

Entrevista a Sofía Aldavero Moreno autora de Mi punto fuerte

¿Conoces el libro Mi punto fuerte?

Un libro perfecto para los más peques que habla sobre alergias alimentarias. En el, Jesús, su protagonista, nos enseña como se enfrenta a sus alergias con su punto fuerte, puedes conseguir el libro pinchando aquí.

Vamos a conocer un poco más a Sofía, la creadora de este precioso libro.

 

¿Desde cuándo convives con alergias?

Convivimos con alergias desde hace 10 años cuando Jesús con menos de 2 años tuvo una reacción anafiláctica en casa de unos amigos con un trocito de anacardo.
Afortunadamente llegamos a tiempo al hospital, pero soy consciente que fue una cuestión de instinto, de saber que esa reacción no entraba dentro de la normalidad, y también cuestión de suerte, porque estábamos a 15 minutos del hospital más cercano y el factor tiempo es vital en estos casos que marca una línea muy fina en que salga bien o no.

¿En estos años cuál ha sido la etapa más difícil?

La etapa más difícil para él fue cuando tenía 4 años, creo que fue cuando asumió que la alergia no es algo puntual, sino que marca la diferencia con el resto de personas cada día en cada comida. Pasó de no protestar nunca por nada, de asumir todo perfectamente a no querer lo que yo le llevaba a los cumpleaños o celebraciones porque a pesar de que si el resto tenía hamburguesa, y preparaba la suya apta, Jesús no quería la suya, quería una igual que la de sus amigos. Aunque luego se tomaba lo suyo, sí le costaba asumir que su situación en el comedor, los cumpleaños o celebraciones era distinta a las del resto. Al final muchas de sus "rutinas" pasan por asimilar el "tú No puedes eso" casi de una manera diaria, algo que a la larga puede resultar frustrante, pero que con el tiempo terminan asumiendo y haciendo de ello una de sus virtudes porque se vuelven niños muy responsables.
Si hablamos de la etapa más difícil para mí, sin duda los primeros 2 años donde ser consciente de lo que supone una alergia alimentaria no llega de golpe con el diagnóstico, sino que es algo que de forma gradual nos vamos dando cuenta de las limitaciones sociales que nos podemos llegar a encontrar, legislativas por la falta de etiquetados seguros o falta de protocolos en centros escolares...toca autoformarse en alergias a la vez que vamos formando e informando a nuestro entorno, donde la información parece no tener fin porque cada día aprendemos algo nuevo y tenemos la sensación de haber tenido buena suerte porque muchas cosas las desconocíamos y nos sentimos afortunadas de que esa falta de información no haya supuesto un error y por tanto haber acabado en urgencias. Me costó asumir que la planificación sería nuestra mejor aliada, donde todas las salidas deben ir con la planificación de saber dónde está el médico más cercano y saber que la mochila y el tupper serían ya complementos indispensables. Ahora ya no tengo la sensación de tener que adaptarme al mundo, sino que adapto el mundo a nosotros y ¡no se nos resiste ningún plan!.
 
¿Qué te animó a escribir un libro sobre alergias alimentarias?
 
Jesús fue el primer niño en su colegio con una alergia alimentaria así de severa, el desconocimiento a veces hace que no se de la importancia que tienen las alergias, y además a veces nos encontramos entre la espada y la pared intentando encajar seguridad, salud e integración.
Una salida a una fábrica de mazapán, donde Jesús no fue por su seguridad marcó un antes y un después para los dos.
Se quedó en el colegio en un aula que no era la suya mientras todos se fueron a la actividad.
Al recogerle estaba muy triste y en casa lloró mucho y me dijo que no quería volver a perderse nada y que le llevara a un médico que le curase porque no quería ser alérgico.
Ahí fui consciente más que nunca de la cantidad de "no" que recibía de manera diaria y que le tocaba asumir. Fui consciente que esas limitaciones en casi todos los casos era evitables si se conseguía en el resto la forma de ver las alergias o darle la importancia que tienen.
Nunca más ha tenido que renunciar a ninguna actividad con ninguno de sus compañeros, porque todas o se han adaptado o se ha buscado una alternativa para que la pudiera hacer sin que su salud corriera riesgos.
 
¿Qué le dirías a unos padres recién llegados al mundo de las alergias alimentarias?
 
Lo primero que les diría es sin duda "culpas fuera". Nadie es responsable de que su hijo/a tenga alergia alimentaria, algo que sin querer tendemos a hacer mucho, buscar en qué momento se ha podido volver alérgico y si nosotros como padres hemos tenido algo que ver.
Segundo, "calma", lo van a hacer bien, que busquen mucha información, en páginas fiables, como asociaciones de pacientes. La información es poder y nos da la base para poder formar a los que están en nuestro entorno. Cierto es que formar o sensibilizar no siempre es fácil, pero es nuestro mejor seguro de "vida" y seguridad. También que confíen en sus hijos/as, a veces asumen responsabilidades muy grandes para sus edades, pero eso les mantiene seguros y a nosotros tranquilos de saber que conocen sus alergias muy bien.
Y en tercer lugar, que nada de lo que pueda traer las alergias a nuestra nueva forma de vivir lo tomen como una carga, sino como un aliado para seguir haciendo cosas y disfrutando de los viajes o las celebraciones, que al principio traerán más de un quebradero de cabeza pero que luego no sabemos vivir de otra manera que no sea así, mochila, tupper y adrenalina o medicación  a la espalda. Coger esto como rutina es muy importante, sobre todo la costumbre de llevar nuestra medicación encima, que al final nos va a dar la tranquilidad necesaria para que nada nos frene.
 
¿Habrá segunda parte para Mí Punto Fuerte?
 
Si te soy sincera, me lo he planteado alguna vez....pero nunca he llegado a tener nada en firme. Tenía 2 ideas en mente, una dirigida nuevamente al público infantil donde acompañamos al protagonista en una excursión y vemos cómo se tiene que preparar su mochila y cuales son las prioridades a la hora de prepararla frente a un niño/a sin alergia alimentaria. Y la otra era una idea de dirigirla a un público más adolescente en formato cómic, viendo las dudas que pueden surgir, haciendo hincapié en que no pueden tener descuidos u olvidos con su medicación...
Pero finalmente no he formalizado ningún proyecto, porque estoy ahora mismo más centrada en dar difusión a Mi Punto Fuerte y la página de Ig y Facebook donde intento dar divulgación e información sobre alergias que puedan ser de utilidad a familias y personas alérgicas. Además también he visto la necesidad  de impulsar y dar importancia al valor y beneficio que tienen las asociaciones de pacientes y por eso desde Aepnaa estoy colaborando para intentar entre todos los que estamos dar mayor visibilidad al trabajo que hay detrás de las asociaciones de pacientes e intentar dar apoyo a nuevas propuestas muy interesantes que están saliendo y que tanto nos pueden beneficiar.
 
Gracias Sofía por esta entrevista tan interesante ♥♥ 

Nos vemos por las redes :P

Comentarios

GANADORA ADIDEA 2020

Entradas populares de este blog

Bizcocho de zanahoria vegano

Hola!!! Ayer preparé un bizcocho de zanahoria super esponjoso, no lleva leche, huevo, soja, ni frutos secos. Me encanta tomarme un trozo con un café ♥ INGREDIENTES: -3 zanahorias -200ml de bebida vegetal (yo he usado de avena) -50ml de aceite de girasol -200gr de harina -100gr de azúcar moreno -1 sobre de levadura Molino Real * -2 gotas de aroma de vainilla Chefdelice * *Productos disponibles en nuestra tienda online. Encendemos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Pelamos las zanahorias y las troceamos, las ponemos en el vaso de la batidora junto la bebida vegetal, el aceite y el aroma de vainilla, trituramos. En un bol ponemos la harina, el azúcar y la levadura, agregamos la mezcla de la batidora y movemos. Preparamos una bandeja de horno engrasada con margarina vegetal y vertemos la masa. Horneamos unos 42min. aprox hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. ¿Os guardo un trozo? Besos!!!!

Cosas que se pierde mi hijo por tener alergia

  Hoy os dejo un post especial que he hecho junto con mi hijo Adrián de 10 años, que lleva conviviendo con alergias alimentarias y ambientales desde los primeros meses de vida. En este post os cuento todo lo que el considera que se pierde o se ha perdido por tener alergia. Cosas que se pierde mi hijo por tener alergia.   Invitaciones a fiestas, cumpleaños, comuniones o cualquier celebración con comida. Esto no significa que siempre sea así, por suerte tenemos varios amigos involucrados en la alergia de Adrián que hacen nuestro día a día más ameno :) Disfrutar con su famillia comiendo en cualquier restaurante. Eso de ir por ahí sin preocuparte de llevar comida APTA y pudiendo comer en el restaurante que más te guste...Pues va a ser que un poco dificil lo tenemos si en nuestra familia hay algún alérgico. Nosotros en estos 10 años solo hemos encontrado 2 restaurantes en los que pueda comer Adrián con total tranquilidad y aún así siempre que vamos avisamos con antelación y recordamos

APLV & Calcio

  APLV & Calcio   ¿Pero si no puede tomar leche de vaca de dónde saca el calcio? Una preocupación frecuente al descubrir la alergia a la proteína de la leche de vaca y no poder consumir lácteos es la carencia de calcio.   Por suerte hay muchos alimentos ricos en calcio aptos para APLV . Vamos a descubrir unos cuantos alimentos ricos en calcio. Almejas: Contienen 145mg por cada 100 gramos. Canela en polvo: 1,228mg por cada 100 gramos. Anchoa: 232mg de calcio por cada 100 gramos. Semilla de lino: 255mg por cada 100 gramos. Almendra: 248,25mg de calcio por cada 100 gramos.   Higo: 38mg por cada 100 gramos. Garbanzo: 143mg de calcio por cada 100 gramos.   Espinacas: 119,7mg por cada 100 gramos. Cantidad de calcio recomendada por edad según el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos.   ¿Qué otros alimentos ricos en calcio y aptos para APLV conoces? Besitos!!! ♥♥