jueves, 24 de octubre de 2019

Maternidad Con Alergias: Irati y su alergia a las lentejas

Hola!!

Hoy os dejo una nueva historia, ya sabéis que si queréis que comparta la vuestra me la tenéis que mandar por e-mail a sintrazasdeleche@gmail.com cada semana las iré publicando ♥




"Soy la amatxu de Irati una niña de 3 años con alergia a las lentejas. 

Os voy a contar nuestra historia. Este año el 11 de marzo Irati salió del cole a las 14:30, llegamos a casa y se echó la siesta, al despertarse e ir a cambiarle el pañal me di cuenta que tenía las piernas un poco rojas y según pasaban las horas cada vez estaba más roja y ella no se encontraba bien, así que decidí llevarla al ambulatorio y allí nos dijeron que algo que había comido le había dado reacción alérgica. Nos recetaron un par de medicamentos y se le fue quitando la rojez.

Al día siguiente pregunté a su profe a ver si habían comido algo diferente y en el comedor también, me dijeron que no, incluso que a niños pequeños no les dan mayonesa, ya que ese día comieron lentejas, pescado con mayonesa y mandarina. Yo no le di más importancia ya que esa comida ya había comido otras veces.

El 19 de marzo, hice lentejas para comer y la niña comió bien como siempre pero al despertar de la siesta estaba otra vez roja, así que dije tate, las lentejas. Decidimos mi pareja y yo llevarla al hospital, de camino vomitó una vez y tenía como tiritonas, pero yo la verdad que estaba tranquila, pensaba que se encontraba mal sin más. 

Al llegar a urgencias y verla nos pasaron directamente a un box y me mandaron quitarle la ropa, nada más verla dijeron las pediatras, es un shock anafilactico, en mi vida había oído yo esa palabra y se la llevaron corriendo a otro box, le empezaron a poner vías, poner mascarilla, ponerle adrenalina,...le estaban dando taquicardias. 
Mi pareja y yo nos mirábamos, no entendíamos nada. Fueron unos minutos, horas, horribles hasta que consiguieron estabilizarla. Ese día pasamos la noche en la UCI por precaución ya que la reacción podía volver al de unas horas.

Al día siguiente nos dieron el alta, nos dijeron que evitaríamos las legumbres y nos recetaron la inyección de adrenalina. Al de una semana fuimos a hacer la prueba del prick y efectivamente la alergia era a las lentejas. 

¿Y ahora qué? Pues con la inyección a todos lados, otra en el comedor y otra en su clase. Avisar a la gente de nuestro alrededor de su alergia y andar con mil ojos. 

Yo es el día que tengo pesadillas con que la niña come lentejas y tenemos que salir corriendo. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario